sábado, 26 de enero de 2019

DEFENDIENDO EL MONOPOLIO

Por ser un servicio público, el sector del taxi, es un sector muy regulado, y los taxistas tienen razón en cuanto a que tienen cierta desventaja frente a los llamados VTC, cuya regulación es más laxa. Por eso dicen estar en huelga.

El problema es que aunque el tema del cumplimiento de la Ley sea el motivo de su indignación, lo que piden para que cese su huelga/disturbio, no es solo que se impongan iguales condiciones a todos, sino que se saque del mercado a su competencia mediante alguna ordenanza municipal que les impida competir en igualdad de condiciones.


Los ayuntamientos no tienen motivo alguno para no conceder licencias a quienes  las pidan, favoreciendo un mercado paralelo de licencias de 100.000€ en adelante. De lo único que deberían preocuparse los ayuntamientos, es de que los vehículos registrados como servicio público, reúnan todas las garantías de seguridad e higiene, y de sancionar a quienes no se comporten con honestidad.


Ocurre que como que los ayuntamientos no otorgan nuevas licencias, el taxi como institución, es en la práctica un monopolio, al cual solo se puede acceder comprando la licencia a uno de sus miembros.


Ello hace que quien compra una licencia, se sienta como que haya adquirido el derecho a un trabajo seguro de por vida, derecho que podrá en su día revender a otro aspirante a taxista, recuperando la inversión.


Pero no es así, los monopolios en España, y en la UE, han ido desapareciendo. No hace tanto, que teníamos monopolios por todas partes: Tabacalera, Fosforera, Campsa, Telefónica, Iberia TVE, por mencionar algunos de los más importantes, que ya no son monopolios y algunos ya ni siquiera existen como empresa. La UE está contra los monopolios.


Pero es que además, monopolios aparte, los tiempos cambian, por poner un ejemplo: en mi pueblo había 8 o 9 panaderías,
aunque sus dueños trabajasen un montón, todas eran prósperas, sin embargo, ahora solo unas pocas subsisten a base de hacer pasteles, porque la mayoría de la gente ya no va a la panadería a comprar el pan, lo compran donde lo tienen más a mano, aunque no sea tan bueno, ahora quien más pan vende es la gasolinera local de BP
.
¿Deberían los panaderos salir a cortar la calle, autovías, o a romperle los cristales a las gasolineras, con la excusa de que no tienen las mismas inspecciones sanitarias que ellos?, y de paso exigir, por ejemplo, que solo pudiesen vender barras de pan de150g., y a partir de las 20:00 horas.


No, en ambos casos, lo que tendría que hacer la Administración, es unificar la legislación para que nadie jugase con ventaja, pero eso no es por lo que luchan los taxistas, lo que los taxistas quieren, es que perdure el monopolio, acordar los precios entre ellos, y el ayuntamiento, y no tener que competir con nadie.


Y es verdad que muchos han pagado mucho dinero por sus licencias, pero no es menos verdad que muchos otros han montado negocios que creían seguros, y luego ha resultado que no lo eran tanto, o nada. Pasa cada día, en todas partes.


Este es el sistema capitalista, la libre competencia, con sus riesgos y sus beneficios. Si alguien quiere un sistema de economía dirigida por el Estado, en vez de bloquear calles y romper lunas, que vote a Podemos en las próximas.


No es broma

No hay comentarios: