viernes, 22 de junio de 2018

LA GUERRA CATALANA

Las guerras ocurren cuando una parte quiere conseguir lo que no se puede conseguir con la razón y el derecho. Una parte pretende alcanzar un objetivo que no puede alcanzarse por otro medio que la fuerza a no ser que la otra parte ceda graciosamente algo que no puede ceder.


Los ingenuos no se enteran y los medradores miran hacia otra parte, no se quieren dar cuenta de que con los catalanes supremacistas no tenemos un  problema, sino una guerra.


Una guerra fría, que no produce sangre, humo ni bombas, no es el tipo de guerra que la gente entiende, pero una guerra al fin y al cabo, puesto que una parte pretende alcanzar un objetivo ,la independencia, que no puede alcanzarse por otro medio, porque no lo permiten ni la Ley ni el resto de los españoles.


Están por una parte, los nacionalistas supremacistas de pura sangre que aceptan, de momento, a algunos "charnegos" catalanizados mediante el síndrome de Estocolmo y por otra parte el Estado incluyendo mas de la mitad de la propia Cataluña, la que por no hacer ruido ningún gobierno ha sabido distinguir de la otra mitad, o por lo menos no han sabido tomar en serio. Los supremacistas solo quieren la independencia, y el Estado, por supuesto, no la puede dar.


El Gobierno del PSOE enfrascado ahora, como siempre, en la lucha por el Poder, solo busca lo que ellos llaman la “normalización” entendida como dejar las cosas tal como estaban a principios de Septiembre del año pasado: apaciguar a los nacionalistas mediante más concesiones o promesas a cambio de seguir con un Estatuto de autonomía sin control:  embajadas, adoctrinamiento escolar y mediático, en fin seguir con el tema de siempre sin tener en cuenta a donde eso nos ha llevado y lo mucho que va a empeorar si continua así.


La normalidad que busca Sánchez es la de conseguir un pacto sin garantías de cumplimiento, que garantice la paz, de momento, al estilo de Neville Chamberlain primer ministro británico que para evitar la guerra viajó a Alemania para apaciguar a Hitler, y se conformó con conseguir de éste la firma de un papel en el que se  decía que Alemania no estaba interesada en la guerra, pero sin implementar medida ni control alguno cuando todavía se podía. Los resultados están todavía a la vista. 


Llama la atención la similitud del movimiento catalanista con el movimiento nazi, los símbolos: la estrella, la bandera, las puestas en escena: los rallyes organizados por la ANC, con desplazamientos de manifestantes e incluso con asignación de lugar en las manifestaciones etc. Ahora, los lazos, las cruces en las playas la presión en las universidades, a los que no piensan como ellos…. Todo, todo eso, está en los manuales de Goebels, así arrancó el nazismo en Alemania; por suerte los tiempos han cambiado mucho y no pueden señalar a ninguna minoría étnica como en Alemania, pero ahora no hay cristales rotos, sino pintadas, señalan al resto de los españoles como "untermensch", Torra lo puso en su día por escrito. Solo falta el Mein Kampf.


Pues bien, no se pueden ganar guerras sin que haya vencidos, sin humillar a nadie y los que buscan que los independentistas, a cambio de lo que sea, firmen un papel diciendo que renuncian a sus objetivos, o son unos necios, o están cegados por sus propias ambiciones.


Estamos en una guerra sin sangre, pero el Estado es el más fuerte; para ganar, solo tiene que sacar sus armas que no son otras que los mecanismos existentes para hacer cumplir la Ley, desde la CE hasta el último reglamento. Por supuesto de forma valiente, no como la aplicación descafeinada del 155 de Rajoy. 


Si se permite, como parece que va a suceder, que los independentistas se sigan atrincherando y fortificando sus posiciones, entonces podría suceder, aunque no sea mañana ni la semana que viene, que la guerra dejase de ser tan fría y pasase a ser templada como ocurrió en 1934. 


No es broma

domingo, 17 de junio de 2018

..DONDE FLUYE LA LECHE Y LA MIEL

Acabo de leer una entrevista en el diario El Mundo a un juez jubilado e iluminado:  Ramiro García de Dios; entre sus méritos, el de ser ex juez de control del Centro de Internamiento de Madrid Aluche (CIE).  Este caballero, considera a los CIE como algo inhumano, entre otras cosas,  por la ansiedad que sufren los internos al no saber si serán expulsados.


Al ser preguntado qué hacer con los inmigrantes ilegales al llegar a puerto dice:


“Darles un permiso de residencia por razones humanitarias. La legislación, si se interpreta de un modo abierto y acorde con el significado y alcance efectivo de los derechos humanos podría proporcionarles perfectamente unos permisos de residencia como mínimo de una duración de un año y después las regularizaciones que vinieran por medio de los contratos de trabajo, etc. Desde luego, por supuesto, que todas las mujeres embarazadas bajo ningún concepto puedan ser expulsadas, los menores de edad no acompañados exactamente igual.”
Se ve que es un hombre bueno, su sentido de la solidaridad es fantástico, y a mí no me duelen prendas en admitir que yo soy como él, ¿Qué mejor cosa hay que aceptar a aquellos que como los israelitas buscaban la tierra prometida donde fluía leche y miel? Éxodo 3:17.

Lo malo señor Garcia de Dios (que nombre tan adecuado), lo malo, es que en la tierra a la que llegan estos pobres migrantes africanos, si bien es cierto que hay  leche y miel, ocurre que ni la leche ni la miel fluyen, parece más bien, que ni siquiera alcanzan para el consumo de los locales, o sea nosotros.


Y es que,  señor García de Dios, como que usted es una persona con una buena formación, no es político,  y por lo tanto no tiene necesidad de hacer demagogia barata, no cabe pensar otra cosa que es usted un bendito por ponerlo de forma suave, teniendo en cuenta lo que la palabra “Bendito” significa según la acepción 4 de la RAE: . “Persona sencilla y de pocos alcances”.

 
Qué cosas tiene usted señor juez, meter cada año en España 200.000 o más emigrantes  con un permiso de residencia de un año ( a juzgar por las cifras de Italia donde no dan permiso de residencia), ¿de donde sale tanta leche y tanta miel?.


Y es que en nuestra sociedad, todo el mundo exige buena sanidad, buenas pensiones, buen subsidio de paro, buena educación,  buena paga de dependencia, y sobre todo un empleo, el Estado está ya está endeudado por encima del billón, las pensiones además de bajas, están en peligro, y del paro, que le voy a decir... pues que sobra mano de obra no cualificada. Si ahora resulta que deberíamos hacernos cargo de los gastos sociales de todos los africanos que quieran venir, pues mala solución tiene eso.


A no ser que sea usted partidario del recurso de compartir. Me imagino que a usted como juez le habrá quedado una buena pensión, superior a la de los cientos de miles de jubilados españoles que cobran pensiones de 400 o 500€, y deduzco por la  humanidad de la que intenta hacer gala, que usted debe estar dispuesto a retirar de su pensión 1000€ para contribuir a esos pobres migrantes a los que usted les daría un año de residencia, pues por supuesto tendrían que gozar de todos los servicios sociales y también por supuesto  cobrar algo hasta que encuentren trabajo, porque no los vamos a soltar en medio de la calle, con una mano delante y otra detrás,  para que tengan que robar, justificadamente, para comer. 


Aunque también podrían hacer de manteros, como ya ocurre, vendiendo productos falsificados para las mafias correspondientes.

La verdad Sr de Dios, yo no quiero que mi familia vea mermada su atención sanitaria, por ejemplo, ni ninguno de los servicios sociales que puedan percibir en el futuro. No quiero que les quiten ni un gramo de leche ni de miel, no por insolidario, sino por una simple razón, porque ya viene justo vivir con lo que hay, usted, como siempre ha vivido del Estado todavía no se ha dado cuenta de que muchos españoles, muchos con carrera, como usted, no solo no llegan a final de mes, sino que ni siquiera saben cómo van a comenzarlo.


Nada más señor García de Dios, cuando usted se decida a compartir su pensión, llámeme, que yo también compartiré la mía.


No es broma

domingo, 3 de junio de 2018

 POSTDATA


POSTDATA  (aunque esté arriba, va al final)

 Me comentan que me he equivocado, y es cierto parece que me he equivocado en los hechos, ya advierto de esta posibilidad al principio del artículo porque los presentimientos, aunque sean razonados, son lo que son: solo presentimientos, .

Pero quizás no me equivoqué tanto en el razonamiento: ¿porqué no dimitió en su momento?, ¿porqué mintió Cospedal diciendo que no hubiera servido de nada, cuando su dimisión hubiese posibilitado al PP intentar formar un gobierno nuevo (con otro candidato) privando al PNV, por ejemplo, de la excusa de corrupción?.

La investidura de un nuevo candidato limpio, podría haber durado meses, con el Gobierno en funciones y con los presupuestos aprobados, las cosas pueden cambiar con tanto tiempo, ya ocurrió antes.

Al final, creo dimitió porque simplemente, su entorno próximo le convenció de que era mejor dejarlo porque, politicamante, estaba acabado , pero ya era demasiado tarde, el daño ya estaba hecho.


No veo otra explicación a no haber dimitido en su momento, por bonhomia no fue, seguro..

SIGUE SIN SER BROMA


 ¡YO SIGO!

Tengo un presentimiento, un presentimiento personal posiblemente equivocado, pero me da que Rajoy tras haber perdido la moción de censura va a hacer lo que hacía Joe Rígoli en su papel humorístico del programa “1,2,3, RESPONDA OTRA VEZ” de TVE como Felipito Takatún, personaje que hizo célebre la frase: ¡Yo sigo!.
 
Como ya he dicho se trata de un presentimiento de base empírica ya que no dimitió tras perder las elecciones generales de 2004, y trás perder las siguientes, siguió sin dimitir, cosa insólita en las democracia europeas donde es costumbre que tras la pérdida de unas elecciones generales, el candidato dimita y que otro lo intente en las próximas. Pero Mariano no solo no dimitió tras perder las elecciones de 2004 sino tampoco tras perder las de 2008.


Hace pocos días le oí decir en la COPE que se sentía fuerte para afrontar otras elecciones, o sea que tenía previsto presentarse a las de 2020.


Es cierto que teóricamente de poco le hubiera servido dimitir antes de la votación de la moción de censura de Sánchez, pero en la practica, le hubiera dado un tiempo y una razón para que PNV no invistiese a Sánchez. Pero no lo hizo, y creo saber porqué:


Porque si hubiera dimitido, se hubiera tenido que nombrar a otro candidato del PP para que el Rey le encargase formar gobierno siendo el partido con mayor número de escaños, y eso, implicaba definitivamente que Rajoy no podría presentarse a las próximas elecciones.


Ya veréis:, si se queda como líder de la oposición hasta el final de la legislatura, será candidato a las próximas generales, puedo equivocarme, pero si no renuncia ahora, ya no lo hará hasta que pierda las próximas, y ya veremos si después de perder las próximas, no continua como líder del PP, si es que queda algo de este partido para entonces.


Claro que su partido podría descabalgarlo, ¿pero quien?, ¿quien abre la boca contra el jefe?, en un partido sin primarias, ¿quien se juega los garbanzos?.


NO ES BROMA 


sábado, 26 de mayo de 2018

ENTRE RUFIANES

Recuerdo una noticia en el periódico de cuando era pequeño: un juez había autorizado el cambio de apellido de dos ciudadanos, uno se apellidaba Lechuga y el otro Macarrón. Incluso dentro de la rigidez del Registro Civil de aquellos tiempos de Franco había cierta piedad para quienes tenían nombres susceptibles de burla.


Por lo dicho anteriormente me choca que existan todavía nombres como el del  denostado diputado Rufián, aunque comprendo que cambiarse el apellido es en cierto modo una afrenta a tus antepasados. Yo nunca me cambiaría ni mi nombre ni mi apellido, porque el nombre me lo pusieron mis padres y el apellido es el de mi familia a la que nunca voy a renunciar ni siquiera en las formas.


Pero el motivo por el cual me he desviado, antes de empezar, es que me ha venido a la cabeza la palabra “rufián”, no porque un diputado lo lleve como apellido, sino porque cada vez se ven en nuestro sistema político más rufianes sin principios.


Por ejemplo: ¿Qué es sino un rufián, una persona que en medio de una crisis que afecta a la unidad de España, presenta casi con nocturnidad, sin siquiera consultar a la ejecutiva de su partido, una moción de censura contra el Gobierno a sabiendas que solo la puede ganar con el voto de los enemigos de España?. Y la precipitación, solo para impedir que el Presidente del Gobierno pueda adelantársele y convocar elecciones, aunque se sepa que eso no va a ocurrir, pero por si acaso.


O sea que le importa un comino la corrupción del PP, y la crisis que sufre España, lo único que quiere es conseguir la presidencia del gobierno, aunque ello sea fatal para la nación,  porque si por la corrupción fuese,  no intentaría impedir la  posible celebración de elecciones presentando una  moción a la apertura del registro del Congreso y sin avisar.


 Si va a salir con el apoyo de los independentistas, ¿cómo va a cambiar el Código Penal para poder actuar contra el independentismo?, ¿cómo va a aplicar el 155 si hiciese falta?, como prometió la semana pasada, cuando quiso presentarse como un hombre de Estado. 


Como se, ve no solo no es hombre de Estado, ni siquiera tiene ética, es un rufián. Ya tenemos pues otro rufián, aunque no sea de apellido.


Luego tenemos a otro, que después de estar cobrando sobresueldos que constan en una contabilidad "B" cuya autenticidad  fue confirmada por todos los peritos, no solo no dimitió, sino que encima se autoproclamó adalid de la lucha anticorrupción, y cuando la justicia le dice mediante sentencia, nada menos, que su testimonio no es creíble y que la existencia de la caja B de su partido, de la cual cobraba en negro,  es una prueba irrefutable, nos sale con el rollo de que ningún miembro de su gobierno ha sido condenado y que se trata solo de una responsabilidad civil.


Y en lugar de convocar elecciones, y dimitir acto seguido,  obligando al otro a retirar la moción de censura, al quitarle las razones, por mucho que no quiera – para mí la tramitación de la moción comienza con la admisión a trámite por la mesa, no por presentarla en el registro- ;  pues no, va a plantar cara a ver si se raja alguien y la moción no prospera.


Eso es una manera legítima de ver las cosas, pero, ¿qué pasa con España? Y si no le importa España, ¿Qué pasa con su vergüenza, o es que a estas alturas va a seguir con el rollo para tontos de que durante 18 años estuvieron haciendo una contabilidad B, falsa y a mano, solo por fastidiar.

Otro rufián.


Y encontraríamos muchos más, nuestra política está entre rufianes, el parlamento rebosa  medradores. Al final va a tener razón aquel  general gallego: los partidos políticos son la ruina de España.

No es broma

viernes, 18 de mayo de 2018

POR 30 MONEDAS DE PLATA

En 1995, el PSOE decidió acometer la reforma del Código Penal. Esta reforma encabezada por el superministro Belloch, suprimió del Código Penal de 1983 el artículo 214, que había venido figurando desde el siglo XIX, y que castigaba con penas de prisión de 6 a 12 años la proclamación de la independencia de un territorio de España sin necesidad de que hubiera violencia, tipificándolo como un delito de sedición impropia.


Aunque hubo muchísimas críticas al Código de 1995, la supresión del mencionado artículo paso desapercibida, y es ahora cuando nos damos cuenta de la barbaridad que se cometió pues con dicho acto, se desarmó al Estado frente al nacionalismo independentista.


Ahora proclamar la independencia, no es delito y por dicho motivo, tenemos que intentar  encajar la declaración de independencia del Parlament catalán, en el delito de rebelión, que está pensado para un golpe militar. De momento no nos está yendo muy bien que digamos y ello nos está dando problemas en el extranjero con el tema de las extradiciones.


Pero claro, aunque nadie tiene una explicación del porqué se suprimió el mencionado artículo 214 que castigaba la proclamación de independencia, sí que hay una y bastante clara:


En 1993, hubo elecciones generales en las cuales el PSOE sacó 159 escaños en el Congreso, no llegaba a la mayoría de 176 votos necesarios para investir a Felipe González. Pero como ya era costumbre entonces, esa mayoría se podía conseguir con los nacionalistas, pagando un precio, claro, y además bastante caro como siempre: transferencia de competencias, retirada de recursos de inconstitucionalidad, dinero, etcétera; lo que fuese,
sin rechistar, para conseguir la presidencia del gobierno,  el precio era lo de menos aunque se vendiese a España.

Pero claro, habiendo una reforma del Código Penal a la vista, sí vieron los nacionalistas la oportunidad de eliminar, a cambio de su voto de investidura, las trabas para una futura declaración de independencia, que si bien entonces no era previsible para el ministro Belloch, ya estaba en la mente de los nacionalistas, este ha sido siempre el  objetivo final de los nacionalistas; total, que con la máxima discreción se eliminó el articulito, ¿total que iba a pasar?, lo que cuenta es la presidencia del gobierno y nadie se va a enterar. Y muy pocos se enteraron o dijeron algo, que yo sepa.


La votación de investidura de Felipe:
PSOE         159
CIU              17
PNV              5   
TOTAL      176  votos


Los justos para investir a Felipe. Los de su partido y los de los nacionalistas.


Pues bien por esos 22 votos de CIU y PNV vendió el PSOE la mejor arma legal para la  contención de una declaración unilateral de independencia.


Como a otro, que hace muchos años, vendieron por 30 monedas de plata.

Por supuesto que posteriormente, el PP, con mayorías absolutas, no se le ocurrió restituir el artículo, no vaya a ser que un día necesitasen a los nacionalistas. Nada de molestar a los nacionalistas.


Como ahora por ejemplo, por los votos del PNV necesarios para aprobar los PGE que garantizarán que el PP termine la legislatura en el Poder, van a levantar el art. 155 CE, saliendo corriendo de Cataluña y con el trabajo sin hacer. Eso sí, con la promesa de volver, pero los independentistas, esta vez, no se van a dejar pillar y seguirán haciendo lo mismo pero de forma menos ostentosa.


Total, nada ha cambiado ni va a cambiar el PNV no quiere 155, tiene los votos y manda. Y como es natural, el PSOE prefiere eso antes que prestar los 5 votos que se necesitan para aprobar los presupuestos y poder mandar a los nacionalistas a freír espárragos. No se vaya a molestar la “militancia”. 


Pues ya sabemos a quién votar. A quien no votar quiero decir.


No es broma

martes, 1 de mayo de 2018

EL SINDROME OCCIDENTAL DELSEXO DEBIL

Voy a narrar un caso criminal imaginario: imaginemos las fiestas de San Fermín, camisas blancas, pañuelos rojos, vino a tutiplén,  5 hombres jóvenes y fornidos ven a un chico de 18 años borracho, y para saciar sus instintos primarios (como una manada de lobos) lo meten dentro de un portal y le dan no menos de 5 puñaladas cada uno, no se lo comen, pero lo dejan en el lugar, muerto. Posteriormente los autores son detenidos,  presentados  ante un juez que decreta prisión preventiva.


Pasa el tiempo, se celebra el juicio y el tribunal los condena por homicidio al considerar que no concurren las circunstancias exigibles en un asesinato,  aunque se podría haber interpretado que hubo ensañamiento. Total 12 años de prisión a cada uno, una bagatela, podrían salir en 9.


Me imagino la respuesta popular: manifestaciones en toda España, con slogans “no es homicidio, es asesinato” y  lo normal, declaraciones de asco por parte de Podemos, críticas a los jueces, reproches al CGPJ por parte de miembros del Gobierno etcétera, los cimientos del Estado Democrático con separación de poderes se agrietan.


Como todos sabemos, no sería así, solo unas noticias en el telediario, una referencia en los medios y sin pasarse,  por una sencilla razón, y es que en España, y en el Mundo,  los homicidios y los asesinatos, pasan casi desapercibidos porque ocurren con frecuencia. Organizar manifestaciones es impensable porque no tienen posibilidad de movilización ni rentabilidad política.


Y yo pregunto: ¿Quién sale peor parado: un chico acuchillado y muerto o una chica violada y viva por mucho que el hecho la marque psicológicamente?.


Estamos envueltos en una especie de bluf, un montaje propagandístico duradero y sin razón en cuanto a la vulnerabilidad de la mujer, que va en sentido contrario a lo que pretende defender, porque la mujer de nuestra sociedad no es débil ni desvalida aunque
lo fuera en otros tiempos ya lejanos. Por supuesto que no me refiero a esas mujeres de otras “culturas” obligadas a la ablación, al burka o al nikab, o al matrimonio forzoso. Esas no dan rédito electoral, ningún populismo se moviliza por ellas. 

Porque pretender que una mujer de nuestra sociedad es débil y desvalida cuando la legislación le otorga los mismos derechos que a un hombre, es lo mismo que afirmar que es inferior, y la mujer estará socialmente en plano de igualdad en nuestra sociedad el día que todos entendamos que no necesita protección, que con iguales armas se puede defender igual que un hombre, y que hay que tratarla igual que a los demás, eso es precisamente la igualdad.


Violar a una mujer es un delito repugnante, multitudinariamente lo es todavía más, pero no más que otros delitos, quienes hacen de una violación una especie de Razón de Estado, lo único que están haciendo es proclamar la inferioridad de la mujer, porque la violación está penada por la Ley dura y proporcionadamente. 


No es broma

lunes, 23 de abril de 2018


GUERRA Y PAZ. Por Pedro Sánchez

ETA ha pedido perdón, perdón por sus víctimas casuales, por aquellos que pasaban por allí cuando explotaba una bomba destinada a un coche de la policía o de la Guardia Civil, pero no por los que mataron por ser sujetos del  “conflicto”, o sea, no cabe pedir perdón por las muertes de  guardias civiles, policías, militares, políticos españolistas, o ciudadanos que no contribuían a la causa, porque a su modo de ver, esos eran victimas legítimas.


Yo comprendo sus intenciones: quieren pasar a la historia como unos bravos soldados que lucharon en una guerra contra el opresor Estado Español, no quieren que se les recuerde como una banda asesina que mataba con un tiro en la nuca a un jubilado que salía de misa o que estaba paseando al perro.


También comprendo a todos esos revolucionarios de salón como Podemos y otros de menor cuantía que hablan de un gesto para la pacificación de Euskadi, eso es normal,es su modus operandi: poner las cosas boca abajo como medio para conquistar el poder.


Al que no comprendo es a Sánchez del PSOE, líder de un supuesto partido de gobierno,  que ha escrito en twitter :

“Estamos ante el gran paso para la paz definitiva: el reconocimiento del terrible daño y el dolor causado. Nuestro sentido recuerdo es para las víctimas y sus familias. Ha sido un largo y duro camino.”
O sea, que la paz definitiva está por llegar, y ahora estamos  en una paz provisional y antes, estábamos en guerra, en resumen, que tienen  razón los etarras, porque si estábamos en guerra, entonces todas esas víctimas no eran más que la consecuencia de una lucha armada entre dos ejércitos y por lo tanto, las muertes entre soldados de distintos bandos son legítimas, pero claro, como en todas las guerras, ha habido lamentables e inevitables daños colaterales, de los que se arrepienten.

Señor Sánchez, yo creía que la última guerra que hubo en España terminó en 1939, y desde entonces vivíamos en paz, que nuestro ejército no había actuado más que en misiones de paz en el extranjero y en misiones humanitarias en España.


Pero, si sin saberlo, estábamos en guerra entonces, eso se arregla fácilmente, firmamos la paz y soltamos a los prisioneros, la guerra ha acabado y asunto concluido. De paso el ejército etarra, puede conceder medallas, con o sin pensión, a sus bravos soldados de regreso del cautiverio, y quien dice medallas, dice homenajes y nombres de calle, pero claro esto ya hace tiempo que lo hacen, la diferencia es que ahora sería con el apoyo del PSOE, o del Estado en el improbable caso de que llegasen al gobierno, que eso con usted, cada vez se ve más negro.


Por la misma razón seguiremos estando en guerra cuando desaparezca ETA, puesto que van a seguir habiendo asesinatos por narcotráfico, por atracos, y por otras muchas cosas, a no ser que cambiemos la parte General del Código Penal e introduzcamos un artículo donde se excepcione el asesinato, el secuestro, la extorsión y lo que sea, cuando se cometan por razones digamos "políticas", en cuyos casos dichos delitos, pasarían a ser contemplados como “actos de guerra”.


Y para mayor claridad un artículo en el que se definiera lo que es guerra, y lo que es paz en sus diversas categorías tales como paz provisional, definitiva, etcétera. En este caso podría ser usted, con el apoyo de la “militancia” quien lo redactase.


No es broma