lunes, 20 de marzo de 2017

Estafar al Pueblo


Dice el Artículo 248 del Código Penal:



1. Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno.

Pues bien, si consideramos como lucro la consecución de un beneficio para uno mismo, cabe considerar que el incumplimiento de las promesas electorales a sabiendas de que no se van a cumplir, son un engaño, y que quien por este método  consigue un voto, está cometiendo un delito de estafa.

Claro que en realidad, esto no es así, porque en derecho penal rige el principio de taxatividad, está prohibida la analogía, y los delitos deben ser descritos con exactitud. Pero por otra parte resulta incongruente que si uno consigue 500€ mediante engaño puede ser condenado de seis meses a tres años de prisión, que quien consigue el Poder mediante engaño, no pueda ser condenado a nada.

Si tuviésemos que ser congruentes con nuestros valores democráticos, o incluso con nuestro ordenamiento jurídico, hace ya tiempo que deberíamos haber creado el delito de estafa electoral, y no me refiero al fraude electoral consistente en amañar los resultados de las elecciones; el pucherazo, - que ya están penados con prisión en la LOREG- sino en conseguir el voto mediante engaño; engañar a la gente mediante promesas electorales que se sabe no se van a poder cumplir.

Se puede justificar el incumplimiento de una promesa electoral, en base a que no se ha podido cumplir creyendo que si se podía, pero no así cuando se sabe de antemano que no se va a poder cumplir. Engaño, que cada vez se produce con mas frecuencia y que va a mas desde que llegó el populismo.

El problema está en demostrar que las promesas se hacían con mala fe, pero aún así, algunos casos son tan obvios que serían fáciles de probar y constituyen una clara estafa puesto que se consigue el voto mediante un verdadero engaño. Esto no debiera quedar impune.

Lo ideal sería, que el cuerpo electoral tuviese la cultura suficiente para no dejarse engañar por los charlatanes políticos, pero hemos llegado a un punto, en que si bien ya no existe el analfabetismo, el nivel cultural, incluso con título universitario, es tan bajo, que mucha gente cree en panaceas que deberían ser descartadas por haberse demostrado su fracaso en épocas anteriores.

Parece incluso, que algunas leyes como la LOGSE, se hayan hecho para que aun habiendo educación para todos, no conviniese que el nivel cultural fuese demasiado alto para así poder embaucar a un sector del pueblo y sacarles el voto que necesitan para situarse en el Poder o en una parcela del mismo.

Aún así, y en previsión de que las cosas pudiesen cambiar, algunos partidos piden ya el voto a los 16 años por creer, con razón, que los adolescentes serían más fáciles de engañar.

En resumen, que muy mal va a funcionar la democracia, si esta sirve para que unos políticos sin vergüenza se aprovechen de la necesidad de algunos sectores para prometerles lo que no se puede cumplir sin dañar el interés general. Todo sea por alcanzar el Poder.

No hay democracia sin cultura ni cuando se permite que, impunemente, se engañe al pueblo.

Y esto,

No es broma

domingo, 12 de marzo de 2017

La Mafia


Entre lo poquísimo en que estoy de acuerdo con Podemos, está la afirmación de que
para hacer política en España tienes que pertenecer a la “Casta”; yo hace tiempo que vengo diciendo lo mismo, aunque yo lo llamaba la “Mafia”.

Todos conocemos o hemos oído hablar de la Mafia, organización internacional de delincuentes italianos con origen en Sicilia. Hay incluso quien dice, que en su origen, fue una organización promovida por el Rey de España,
con fines de inteligencia política o incluso policial cuando Sicilia era española.

Y es que los partidos españoles son una mafia, porque una de las características de la Mafia moderna, es la organización, o sea el reparto de la actividad delictiva de la que se nutren, así por ejemplo, en Nueva York, la Mafia consiste en una organización de delincuentes, en la que cinco familias, se reparten la ciudad por distritos para evitar matarse entre ellos y que el pastel se eche a perder.

No olvidemos, que los partidos políticos, aunque por supuesto no matan a nadie, son una organización de delincuentes, - y no me refiero a la corrupción de algunos,
que también-  pero han violado desde el principio la Constitución Española, y ello, aunque no siempre esté tipificado en el Código Penal es un delito; se conoce también como delito a toda aquella acción que resulta condenable desde un punto de vista legal, ético, o moral, aunque no tenga consecuencias penales.

La mafia de los partidos españoles, me recuerda a lo que he leido sobre las cinco familias de Nueva York; al igual que ésas, los partidos se reparten el pastel, cada uno va por su cuenta en su barrio ideológico, pero cuando se cuestiona a la organización, se unen como una piña.

Viene a cuento, porque el Parlamento ha aprobado una subcomisión para la reforma electoral – los medios no parecen haberle dado mucha importancia-,  parece ser  que una de las reformas propuestas sería la de Ciudadanos, que pasa en primer lugar por desbloquear las listas electorales para que los electores puedan no solo elegir partidos sino también personas.

Creo que eso sería fantástico; poder presentarse a unas elecciones sin tener que apuntarse a un partido, pero la verdad, no creo que ellos quieran decir eso: que los partidos renuncien a presentar listas de candidatos en exclusiva, sino mas bien que los votantes pudiesen alterar el orden de las listas, o tachar los nombres que no desean votar.

A mi modo de ver, si se cambia la Ley Electoral (LOREG), lo primero que debería hacerse es adecuar dicha ley a la CE, para que cualquier español pudiese presentarse a cualquier tipo de elección política, individualmente, libremente y sin ataduras a partido alguno.

Ahora eso es imposible.

En definitiva, si verdaderamente se quiere terminar con la Casta/Mafia de partidos, lo  que hay que hacer, no es solo abrir listas, que también, sino acabar con el monopolio de los partidos a la participación política. Esto se consigue permitiendo que cualquiera, interesado en participar en unas elecciones, no tenga que hacer mas que comunicarlo a la junta electoral correspondiente.

Pero mucho me temo, que ni Podemos, ni Ciudadanos, ni ninguno de los de siempre, vayan a proponer nada parecido, porque los que se quejaban de la “Casta”, lo que en realidad querían decir era que reclamaban su derecho a integrarse en ella. Ahora que lo han conseguido, la palabra ha caído en desuso.

No es broma

lunes, 6 de marzo de 2017

Democracia es más que votar


Hay refranes o simplemente dichos populares, que siempre estarán vigentes; uno de ellos me viene a la cabeza: “Dime de que presumes, y te diré de que careces”. Por ello, cuando oigo a alguien cuyo argumento principal para sus reivindicaciones, es el purismo democrático independientemente de las consecuencias, inmediatamente me entra la sospecha de que para ese, la democracia no es más que un pretexto para satisfacer sus ambiciones  personales

Así pues, los que defienden un referéndum ilegal, en base a la democracia, son normalmente los menos demócratas, y si no, que alguien me explique porque los de Podemos e IU, que tanto defienden lo democrático de una consulta sobre Cataluña, son a la vez quienes defienden a los poco democráticos regímenes de los Castro en Cuba, o el de Maduro en Venezuela.

Desde luego se necesita tener cara y ser cínicos. Es comprensible que gran parte de “la gente” que ellos dicen representar, no sepan lo que es una democracia moderna, y crean que todavía estamos en tiempo de los antiguos griegos, que inventaron el termino “democracia”, que era básicamente votar –aunque el voto no era universal-,  pero que quienes viven de la didáctica política, intoxiquen diciendo que el votar en un referéndum no puede ser ilegal por ser la expresión máxima del ejercicio de la democracia, esos mienten, y ello porque saben que no es verdad.

Pero no, el votar no es democracia; es solo una parte de la democracia, porque el votar a secas, sin reglas, nos llevaría a la esclavitud de las minorías, por la sencilla razón de que para que haya una mayoría, siempre tiene que haber una minoría, y por lo tanto no se pueden votar cosas cuyo resultado sea que los que pierden una votación, vean mermados sus derechos.

Para eso están las constituciones, para que se pueda votar lo que sea siempre que no perjudique a nadie, para que gane quien gane unas elecciones, o incluso un referéndum, nadie pueda temer a perder sus derechos básicos; los que contiene la propia Constitución.

¿Se imaginan un referéndum para preguntar a la gente si quiere pagar impuestos o no?. No sería descabellado, oigo gente por todas partes diciendo que está hasta el gorro de impuestos; tengo bien claro quien ganaría el referéndum.

Lo que pasa es que si no se pagasen impuestos no solo no habría Estado de bienestar, sino siquiera carreteras. Pero claro si es un ejercicio de democracia, y estando ante un electorado maduro, ¿porque no hacerlo?.

Además de que si no se pagasen impuestos, ¿quién pagaría a los políticos?, y a los muchos que viven a cuenta de la política.

No es broma

martes, 28 de febrero de 2017


Descamisados y  descorbatados


Se dice que el PSOE es un partido social demócrata, pero en realidad, el PSOE es un partido bipolar. Por una parte, no quiere parecerse al PC ni a partidos de inspiración marxista, esto es la mayoría del tiempo, cuando viste con traje y corbata,.

Por otro lado, todos lo hemos visto, en cuando los políticos del PSOE, se dirigen a sus militantes, siempre lo hacen en mangas de camisa, y por supuesto sin corbata, quieren emular a Eva Perón, madre de los “descamisados”. Y además en estas ocasiones, levantan el puño, aunque los más inteligentes procuran hacerlo muy rápido y no muy por encima del hombro.

Pues bien, ahora resulta que quienes les van a votar en primera instancia, son los “descamisados”, pero los mas listos, que son los que suelen estar arriba, saben que los descamisados controlan a la llamada militancia, -unos 180.000 con cuotas de 3 euros al mes menos los descuentos-,  a la que necesitan para ser candidatos, pero también saben que el voto de la militancia es irrelevante en el computo electoral.

El extremismo,
aunque mejor que antes, no se vende tan bien en España en nuestros días. Cuando Pablo Iglesias se juntó con IU, esperando sumar los votos de ambos partidos, el efecto fue el contrario, la inmensa mayoría no quiere una izquierda radical.

Sin embargo el perdedor por excelencia, el que ha dado al PSOE las mayores derrotas desde el cambio de régimen, se ha quitado la corbata y se ha ido a conquistar a los descamisados, por los pagos de España, con el puño en alto, y lo mas alto posible, y cuadrado y firmes, para que quede claro en la foto.

Y parece que le está funcionando, promete radicalismo, asociación con Podemos, y sobre todo, leña a la llamada derecha, que en realidad lo único que tiene de derecha es que van mas a misa que los de izquierdas. De hecho, esta “derecha”, nos ha puesto más impuestos que nadie, incluso a las quinielas y al sol.

Los que están arriba, los más listos saben que esto no les va a aupar en las próximas elecciones y están aterrorizados, pero el tal Sánchez quiere su oportunidad, es el rey del “yo”, todo lo demás le importa un pito. No solo si desaparece el PSOE, sino incluso España.

Malditos partidos, al final va a tener razón el gallego: Los partidos siempre han sido la ruina de España.

Y los de ahora más que nunca. Al tiempo.

No es broma

domingo, 19 de febrero de 2017

DEMOCRACIA DE MILITANCIAS



Vamos mejorando nuestra democracia, vamos dejando de ser democracia de partidos para poco a poco convertirnos en democracia de militancias, o sea la partitocracia en versión 1.2 para expresarlo en forma digital.

O sea, que ahora el 50% del voto electoral está en manos de lo mas extremista y lo mas interesado de cada partido, pues está claro que quien se apunta a un partido, es por lo general quien quiere meterse en política o alguien radical en cuanto al ideario del partido, gente anclada en el pasado.

Da vergüenza ver a los dirigentes de los partidos con la boca llena de democracia, escupiendo cada dos por tres que  en su partido “quien decide es la militancia”, y cabría contestar que “que pasa con los que no somos militancia”, porque al final, cuando votemos solo ratificaremos a alguno de los que ya ha elegido la “militancia”.

Parece fuera mejor el sistema digital y que los candidatos sigan siendo digitalizados por los propios partidos, pues cabía esperar, aunque no mucho, que quien es nombrado a dedo, lo sea por sus meritos, entre los cuales debía encontrarse el conocimiento mínimo y la capacidad de lidiar con los problemas de España.

Así que paso a paso vamos progresando, hemos pasado de la democracia orgánica, a la democracia de partidos, modificada ahora como democracia de militancias, aunque afortunadamente también tenemos ya en la recámara otro gran sistema que es la democracia popular versión 1.3 (la 1.2 es la de Venezuela ), de los antiguos países comunistas europeos,  que aunque ya extinguida en Europa, parece ser se está promocionando desde el Palacio Vistalegre de Madrid.

En fin, con lo sencillo que sería una democracia sin adjetivos, una democracia a secas, en que quien quisiese, se presentase a las elecciones sin tener que apuntarse a ningún partido, ni formar parte de ninguna militancia.

Pero claro, con el sistema actual, quien tendría que arreglar esa carencia democrática y a mi modo de ver inconstitucional, tendrían que ser los propios partidos, los que monopolizan el Poder, y el Poder aunque sea por razones de democracia, es muy difícil de soltar.

No es broma

lunes, 13 de febrero de 2017

EL YATE AZOR


En 1985 tras ganar el PSOE las elecciones, Felipe González se tomó unas vacaciones, permitiéndose durante las mismas, un viaje de pesca en el Yate Azor.

Tras su desembarco, se encontró con fuertes críticas provenientes de los partidos de izquierda, pues se consideró una especie traición el que hubiese utilizado el barco en el que también pescaba Franco en sus vacaciones.

A partir de aquí, y por aquello de lo políticamente correcto, ya nadie se atrevió a utilizar ese barco, que en realidad no era de Franco sino de la Armada. Tras años de desuso, se puso a la venta, eso si, quien lo comprase, tenía que comprometerse a desguazarlo.

Debido a esa condición, a nadie interesaba, y se vendió a precio de chatarra, por 4.670.124 pesetas. “El yate estaba en perfecto estado de revista. El suelo y las paredes eran de fresno, nogal, roble y otras maderas nobles” manifestó el propio comprador, quien a la vista de lo cual intentó convertirlo en un hotel flotante.

Pero no; fue imposible, había sido empleado por Franco y estaba contaminado, era un barco malo. No se podía siquiera vender en el extranjero, había que destruirlo.

Bueno, por suerte no han derruido el Palacio de El Pardo, donde vivió Franco.

Al parecer, todo lo que hizo Franco fue malo, si dices que algo hizo bien, como por ejemplo, los pantanos, los planes de desarrollo, la alfabetización masiva, la seguridad social, el haber dejado a España como la 9ª potencia económica del mundo, todo malo, dejas de ser demócrata, inmediatamente te ponen la etiqueta de facha, fascista, etc.

Al parecer nuestra izquierda, solo está interesada en el revanchismo, es una izquierda vieja y agotada, que no mira al futuro, solo mira hacia atrás como hacen los viejos, porque saben que su único futuro es la muerte.

Ahora quieren desenterrar a Franco, después de más de 40 años, parece ser que esto nos va a hacer más demócratas. Yo propondría que en vez de sacarlo del Valle de los Caídos, hiciésemos una fosa nueva junto a la de Franco y enterrásemos allí a Santiago Carrillo, si como dicen, uno era un criminal de un bando, ponemos un criminal del otro bando, y todos contentos.

¿Porqué no nos dejamos de tanto revanchismo, tanto agarrarse al sillón, tanto chupar sueldos y prebendas, con cargo a la hacienda pública, y nos dedicamos un poquito mas a solucionar los problemas del país?.

No es broma




sábado, 4 de febrero de 2017

LA MANO EN EL BOLSILLO, PEDRO


¡Que horror!, lo que se ve en la televisión: Pedro Sánchez rodeado por quienes le apoyan en diversos puntos de España, todos con el puño en alto.

Me da vergüenza verle con el puño en alto con su “militancia”, porque es bochornoso ver a quien pretende liderar un partido que se postula como social demócrata y progresista, haciendo el mismo saludo que quienes asesinaron a millones de personas en el mundo. He aquí la relación:

20 millones en la Unión Sovietica
65 millones en la República Popular China
1 millón en Vietnam
2 millones en Corea del Norte
2 millones en Camboya
1 millón en los regímenes comunistas de Europa Oriental
1,7 millones en África
1,5 millones en Afganistán
10.000 muertes provocadas por “el movimiento comunista internacional y partidos comunistas no situados en el poder”.
38.000 a 85.000 en España Represión en la Zona Republicana durante la guerra civil


Datos contenidos en El libro negro del comunismo: crímenes, terror y represión (1997) escrito por profesores universitarios e investigadores europeos y editado por Stéphane Courtois, director de investigaciones del Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS), organización pública de investigación de Francia.

Está en Internet.

Total, casi 100 millones de muertos por los del puño en alto, pero para no discutir cifras, vamos a dejarlo en la mitad: 50 millones, porque el puño en alto debería dar igual de vergüenza aunque solo hubiesen sido mil.

Vaya foto más edificante Sr. Sánchez. Ahora que los comunistas comienzan a cambiar sus siglas (Izquierda Unida, Podemos, Anticapitalistas etc), para que no les relacionen con los genocidas, y les voten, viene usted a promocionarse con el puño en alto como símbolo de progreso y democracia.

En realidad es el símbolo de la imposición de las ideas por el terror. Verdaderamente es la versión B del fascismo que ustedes dicen odiar tanto, pero puro y duro.

Abandone usted ese símbolo, métase la mano en el bolsillo si no sabe que hacer con ella.


No es broma