jueves, 19 de octubre de 2017


LA INOCENCIA.
 LOS CIEN MIL HIJOS DE SAN LUIS

Los independentistas están plenamente concentrados en una campaña para perjudicar la imagen exterior de España. Basta ver sus manifestaciones con casi todas las pancartas en inglés: “Freedom for Catalonia” “Help Catalonia”, etc. parece como si creyesen que la independencia les fuese a venir del extranjero, algo así como cuando Francia envió a los Cien Mil Hijos de San Luis en 1823 para ayudar a Fernando VII a rematar lo que quedaba de  los liberales surgidos de la Constitución de 1812.


No hay duda de que los independentistas están muy bien organizados, basta ver la base ideológica que han formado con el uso de la lengua y las escuelas, también la forma en que organizan sus movimientos callejeros, completamente coordinados, y en la propaganda exterior; no hay día que no haya en The Guardian, periódico que leo de vez en cuando, algún artículo de opinión firmado por algún peso ligero catalán de supuesta entidad.


Pues bien, me parece que al igual que son unos buenos organizadores, son unos malos analistas, como se desprende de su falta de previsión en cuanto a la huida de empresas de Cataluña, el profundo desconocimiento de la base social catalana creyendo que quienes se manifiestan regular y organizadamente, representan a la totalidad de los catalanes, y sobre todo la minusvaloración del peso internacional de España.


Parecen creer – la intelectualidad independentista- que consiguiendo deteriorar la imagen de España en el exterior, la UE y el resto de países democráticos del mundo, mas Venezuela, van a formar una especie de cruzada que vencerá al Gobierno y a todos los constitucionalistas “fachas” obligándoles a aceptar la independencia de la Cataluña libre constituida en República.


Parece cómico, pero no lo es, así piensa no solo el populacho independentista, sino la intelectualidad,  y miembros de la Generalitat casi todos universitarios muchos de ellos procedentes del mundo de la enseñanza. Esperan de la UE, del Gobierno de los EEUU e incluso de la ONU, que se produzca una condena contra España con amenazas e incluso sanciones tan graves, que España se vea obligada a atender las tan democráticas aspiraciones de un pueblo oprimido en busca de libertad.


Yo no sé si son tontos o ingenuos, aunque tampoco creo que haya gran diferencia de una cosa a la otra, quizás lo sea yo, pero a estas alturas, cuando ya se han pronunciado a favor de la legalidad constitucional y por lo tanto la indivisión de España, la UE en su conjunto y por separado, los EEUU, o sea casi todo el mundo democrático; ¿de verdad pueden creer que alguien, excepto Venezuela, va a presionar al Reino de España para que cese la opresión y de la independencia al pueblo oprimido de Cataluña?.


¿Acaso creen que van a enviar unas cuantas divisiones de la OTAN a restaurar las libertades y liberar a Cataluña de la esclavitud?, o ¿van a amenazar a España con la expulsión de la UE para que esta se desintegre?.


Pero es más, en una suposición de ciencia ficción, si amenazasen a España con expulsarla de la ONU, la OTAN y la UE, o de la Asociación de Caballeros de Malta,¿que más da? ¿iba España a ceder y dejar que se fuera un 20% del territorio del Estado?, seguro que no, sería el final de España, ningún gobierno lo consentiría, ni ningún ciudadano que se sienta español, por mucho que haya algún descerebrado con coleta.


Así que señores independentistas, dejaros ya de burdas manipulaciones de cara al exterior, porque perjudicar a España no es bueno para nadie ni siquiera para los catalanes que no se sienten españoles, porque contrariamente a lo que proclamáis en ingles, CATALONIA, IS SPAIN, yo añadiría también en el mismo  idioma, FOR EVER, y además para decirlo de forma más solemne también en latín PER OMNIA SAECULA SAECULORUM. Y no digo AMEN porque no hace falta.
 

No es broma

lunes, 16 de octubre de 2017

CAMBIAR LA CE

Soy de la opinión de que la Constitución Española, no debe ser modificada excepto por algunas cosas pequeñas. El famoso Estado Federal que preconiza el PSOE no es más que una cuestión semántica, pues España ya es un estado federal, con competencias transferidas a las  a las autonomías que les otorgan poderes incluso superiores a otros países que llevan la palabra “federal “en su propio nombre.


La CE tiene su propio  sistema para modificarla. No se puede pactar y efectuar una modificación de ciertos artículos de la CE ni siquiera con  mayoría absoluta del Congreso, por lo tanto, nada podría ser cambiado que ataña a la soberanía popular sin la aprobación de 2/3 de los miembros del Congreso y del Senado y convocatoria de nuevas elecciones, teniendo los nuevos parlamentarios que ratificar los cambios y aprobarlos en ambas cámaras también por mayoría de dos tercios y someterlo seguidamente a  referéndum nacional.

Sí se pueden hacer cambios por mayoría de 3/5, sin obligatoriedad de referéndum -  en este momento PP, PSOE y ciudadanos la tienen-, en cuanto al título VIII, o sea, podrían modificarse las competencias de las CCAA, aunque queda poco por transferir.


A nadie se le oculta, que el principal motivo de una posible modificación de la CE sería la búsqueda de una solución al problema catalán, solución que no puede llegar de la simple transferencia de recursos a esta comunidad, pues sería en detrimento  de las demás comunidades y además no arreglaría nada, pues ello, como ya se ha visto anteriormente, solo serviría para ganar tiempo.


Así pues, la famosa revisión de la Constitución “para dar encaje a Cataluña” propuesta por el PSOE, solo serviría a los nacionalistas si se otorgase separadamente a las CCAA, o solo a algunas de ellas,  la misma soberanía nacional que la que tienen ahora todos los españoles en su conjunto. En resumen que serían países distintos asociados a España con derecho a marcharse cuando así lo decidiesen.


Esto, que no se contempla en ninguna Constitución democrática, excepto en alguna del tercer mundo, en España, no habrá nunca un número de parlamentarios  que lo haga posible, salvo que Podemos –único que estaría dispuesto aparte de los independentistas- obtuviese 233 escaños y la misma proporción en el Senado en dos elecciones consecutivas y que después lo aprobara la mayoría de los españoles referéndum.


Pero sin embargo, un cambio de la CE en cuanto a las competencias de las CCAA, si podría acabar con el problema catalán, problema que pronto se hará extensivo a otras comunidades si no se pone remedio: la clarificación de una vez por todas del Título VIII de la CE y la recuperación por el Estado, de las competencias en materia de Educación, Seguridad.


En los tiempos en los que estamos en los que las tendencias mundiales son las de eliminar fronteras, el independentismo solo puede prosperar mediante  el adoctrinamiento de los niños en las escuelas. En Cataluña también está TV3 y Catalunya Radio, pero para privatizar estas, no hace falta modificar la CE.


Claro que ni el PP ni el PSOE van a atreverse a quitar competencias a nadie, es más fácil meter la cabeza en un hoyo como los avestruces y esperar que escampe. De momento, solo veo capaces de hacerlo, a los de Ciudadanos.


Menudas
asociaciones de medradores y maleantes: partidos políticos, salvo honrosas excepciones, estos solo van a lo suyo.

No es broma

martes, 10 de octubre de 2017


¿INGENUOS, TONTOS, O MALAS PERSONAS?

Hoy he escuchado una entrevista a Joan Manuel Serrat,  ha dicho que el gobierno tiene que apresurarse a hablar con Puigdemont aunque no se sepa de qué hablar, que hablando, de lo que sea, siempre surgirá algo para acabar con el problema de la secesión catalana.


He escuchado a los representantes de Podemos intentando desprestigiar la manifestación de Barcelona diciendo que fue convocada por representantes de la extrema derecha como Falange Española.


También vi el domingo a Pablo Iglesias apresurándose en salir hacia Madrid, después de estar en TV3, para asegurarse de que nadie pudiese creer que estaba en Barcelona para apoyar la manifestación pro unidad de España. Estos dicen que hay que hacer un referéndum pactado que sería ganado por los que no quieren la independencia.

He escuchado a Sánchez decir que la manifestación de Barcelona fue en reclamación del dialogo. A Sánchez hace ya tiempo que le escucho: hay que dialogar enseguida con Puigdemont dijo en su entrevista con Rajoy, y lo continua diciendo, ahora dice además, que hay que ser generosos, intenta dar la impresión de que no está con el Gobierno, piensa en una moción de censura con Podemos y las elecciones que vendrían después.


Todos saben que autorizar un referéndum para decidir sobre la independencia de Cataluña, además de ser ilegal, sería tanto como reconocer el derecho de una región a decidir por su cuenta sobre el territorio de todos los españoles.


Además aunque los independentistas perdiesen, sería  un neverendum, que se repetiría con cualquier excusa hasta que saliese el sí, cosa que pasaría más pronto que tarde puesto que tienen a las fábricas de independentistas – las escuelas- en plena producción.


Todos saben que no se puede dialogar con gente que ha incumplido la Ley, por muchas vueltas que le demos, Tanto Puigdemont como Junqueras como todo el gobierno de la Generalitat y la presidenta del Parlament, son delincuentes. ¿Cómo podría un Gobierno serio negociar con golpistas?, ¿acaso se negoció algo con Tejero?, además sería negociar para dar más cosas, y encima "generosamente", según Sánchez.


Es tan obvio que me niego a creer que estos personajes, Sánchez e Iglesias no sean conscientes de ello, no son tontos, pero España solo les importa para gobernarla y se arriesgan a perderla a sabiendas. Consideran que el riesgo vale la pena.


Pues bien si le damos a Serrat el beneficio de la inocencia – no es un político profesional- y descartamos que Sánchez e Iglesias sean tontos, entonces es que son malas personas. El español que arriesga el desmembramiento de España por sus propios intereses, es malo, incluso roza la traición.


No es broma

domingo, 1 de octubre de 2017

LO QUE TIENE QUE HACER RAJOY

Ya hemos visto lo que ha pasado en Cataluña, el uso de la violencia es lamentable,pero era previsible, no me sorprende, habría que ver porqué se ha llegado hasta aquí, y si se debe consentir que algunos se salten la Ley y encima lo llamen "DEMOCRACIA" , o como manejar a gente con el coco comido, a base de buenas palabras y palmaditas en la espalda.

Lo pasado pasado está, ha llegado la hora que alguien se sacuda sus intereses partidarios y de la talla como hombre de Estado, del que este país carece desde tiempos inmemoriales. Tal como están las cosas en Cataluña, no hay solución a la vista sin despreocuparse del que dirán y mojarse el culo.

 Haciendo equilibrios partidistas no  se va a llegar a ninguna parte, como mucho se puede conseguir un aplazamiento del problema, porque si se pacta con los golpistas de la Generalitat, - suponiendo que esos quisieran, lo cual dudo-  si se pacta con ellos, como iba diciendo, sería en principio una inmoralidad, y un precedente a tener en cuenta por otras comunidades que ya van, desde hace tiempo, siguiendo los pasos de Cataluña.


 Pero lo peor sería que el pacto que se obtuviese sería un pacto desde una posición de inferioridad por parte del Estado, o sea, habría que  dar más cosas a Cataluña cuando lo que hay que hacer es quitar, por lo menos la competencia en educación, porque si se sigue adoctrinando a los niños, cualquier pacto que se haga, será tan solo provisional, un aplazamiento hasta que una generación de gente mayor sea reemplazada por otra generación de adoctrinados por las escuelas.


Pero ya vemos como están las cosas: el de Podemos pidiendo y dando lecciones de democracia – supongo que bolivariana- e invocando el derecho a decidir para Cataluña y todo el que lo pida, el PSOE metiendo prisa y pidiendo a Rajoy que mañana mismo llame a la Generalitat para bajarse los pantalones, en definitiva, exceptuando a Ciudadanos, los demás, solo piensan en el problema catalán desde sus propios intereses de partido y pasan de restablecer la normalidad constitucional.


Yo que no soy más que un bloguero, analista aficionado, pero español y libre, le voy a decir a Rajoy lo que debería haber hecho el día en que el Parlament se saltó la Constitución y el Estatut, y que aunque tarde, todavía puede hacer dadas las circunstancias:


1º Olvidarse del PSOE y aprovechando la mayoría en el Senado, aplicar el artículo 155 de la CE;  que el Estado asuma la competencia de Educación y todas las necesarias para volver a la normalidad constitucional: control de la policía autonómica y ponerla bajo el mando del Ministerio del Interior, supresión de la Consellería de asuntos externos, y todas las instituciones u órganos diseñados para la secesión.


Habría manifestaciones, huelgas etc, pero todo esto lo vamos a tener igual, estamos hablando de evitar la fragmentación de España. Conseguir la unidad, costó en su día, 800 años de guerra, hace tan solo 500 y pico de años.


2º Elecciones autonómicas para obtener interlocutores validos para negociar con el Estado a partir del vigente Estatuto de Autonomía, y dentro de los márgenes constitucionales. Se podrían hacer concesiones – no quedan muchas- pero la de Educación, sería innegociable.


3º Si no quieren negociar, habría que suspender la autonomía.


4º Si el PSOE no está conforme, que se retrate en el Parlamento y vote en contra, o promueva una moción de censura, cosa que no sería probable pues por la necesidad de los votos de los partidos nacionalistas insurgentes, no contaría con el apoyo de algunas federaciones socialistas, como Andalucía (la más numerosa).


4º Si aún así se promueve una moción de censura que seguramente perdería, entonces antes que esta se produzca, convocar elecciones generales, que seguramente ganaría, y si las perdiese pues mala suerte.


Pero hay que arriesgarse Mariano, basta de nadar mirando a la ropa, no tienes mucho que perder, ¿o sí?, ya has llegado a lo máximo que un político puede llegar en España, ¿que mas quieres?. Si te va bien, la historia te hará justicia, serás el presidente que habrá arreglado el problema catalán, y podrás centrarte en arreglar otras autonomías como Baleares y Valencia que van por el mismo camino.


Si pierdes las elecciones, las puedes perder igual de cualquier forma, podrás tener tu empleo de por vida en el Consejo de Estado, con la conciencia tranquila, el marrón será para Sánchez y otros, que ya veremos que hacen, posiblemente lo mismo.


Pero si no haces lo que hay que hacer, y sigues como hasta ahora, al socaire, a verlas venir para actuar después, siempre un paso por detrás, perderás credibilidad, elecciones y es incluso posible que pierdas a España.


No es broma

martes, 26 de septiembre de 2017

OIGO, PATRIA, TU AFLICCIÓN


Da pena ver lo que son los partidos políticos españoles: un conjunto de organizaciones mafiosas con el único fin de alcanzar el Poder, por el sistema de engañar a los más fáciles de engañar, que por desgracia, son la mayoría.


Lo digo por el tema de Cataluña donde ahora estamos sufriendo un serio conflicto constitucional territorial. Todos le echamos la culpa a Puigdemont, a Mas y esa cuadrilla de independentistas, y es verdad que son ellos quienes han organizado el problema, pero ojo, ellos no son los principales culpables, los verdaderos culpables son los partidos políticos españoles, que aunque no estén liderados por lo más inteligente de nuestra sociedad, saben desde hace años que se está adoctrinando a los niños en Cataluña, pero a cambio de un voto de investidura, les han cedido todas las competencias en educación, y es más, a sabiendas de que se enseñaba una historia tergiversada y anti española, lo han seguido permitiendo sin intervenir.


Pero esto no es lo peor, lo peor será lo que pase cuando se acabe el tema del referéndum, en que después de rogarles, se van a sentar con los independentistas, y van a intentar “negociar”, “hacer política”, o como sea que le llamen, y darles lo que pidan para que no den más problemas. Y peor todavía los insurrectos serán quienes negocien desde una posición de fuerza, porque a los partidos españoles lo único que les interesa, a cualquier precio, es aparcar el problema, y dedicarse a lo suyo, engañar a la gente para ver si en las próximas elecciones mantienen o alcanzan el Poder.


Algunos incluso, Podemos para decirlo bien claro, ya han empezado a jugar con lo de la negociación y el “democrático derecho de autodeterminación", porque creen que así tendrán más votos en Cataluña, y el PSOE también, aunque esté apoyando al Gobierno, con matices.


Pero el problema va a continuar, porque como ya dije en otro post, el problema principal no es de si les roban, o si serían muchísimo más ricos siendo independientes, el problema es de sentimientos, y si se continúa adoctrinando a los niños, inculcándoles sentimientos catalanes apoyados en la antiespañolidad, dentro de 10 años, el odio hacia España será tan grande, que no querrán seguir con nosotros aunque les hayamos dado todo lo que pidan ahora.


Me quedo con estos versos dicen de José de Espronceda (Almendralejo, Badajoz 1808-Madrid 1842), - aunque no lo ncuentro en su bibliografía -  retrata un  momento de la historia idéntico al  actual!; me lo ha enviado un querido ex compañero y amigo de Burgos:



Oigo, patria, tu aflicción,
y no entiendo por qué callas,
viendo a traidores canallas
despedazar la nación.

Dando a un ingrato felón
estúpidas concesiones,
están haciendo jirones
esta tierra milenaria,
de gente, ayer solidaria,
y hoy podrida de ambiciones.

Lloras, porque te engañaron
los que lealtad prometieron,
los mismos que te aplaudieron,
y la Ley corroboraron.

Alevosos, traicioneros,
bellacos y desleales,
la convivencia entre iguales
rompen con su felonía,
y han de acabar la porfía,
en inmundos cenagales.

Buscando solo engañar,
distorsionaron la historia
para turbar la memoria
de las gentes del lugar.

Anhelantes por medrar,
con su estúpida insolencia,
rompieron la convivencia
entre familias y amigos;
requiere firme castigo
su ruin malevolencia.

Un tipo poco honorable
quiso imponer sus ideas
con maneras maniqueas,
fraudulentas, miserables,
arteras y despreciables.

Medio milenio hermanados
no lo separa un tarado
dirigente provinciano,
por mucho discurso vano
que largue desde su estrado.

¡Basta! Gritó el pueblo fiel
por toda la piel de toro.

¡Basta! Clamaron a coro
 los españoles de bien.

¡Basta! Poned pie en pared
a tanta provocación
y cortad la humillación
de estos cuatro hijos de perra,
¡No se trocea esta tierra,
somos una gran nación!

Fieles paisanos, honrados,
que queréis que vuestro nietos
os recuerden con respeto
por haberles entregado
un país fuerte y aunado.

¡Levantaos, despertad!
Negad la eventualidad
de una España fragmentada
y levantad vuestra espada
contra tanta indignidad.


No es broma

martes, 19 de septiembre de 2017

FORMACION DEL ESPIRITU NACIONAL

Hace unos días quedé con una persona en la puerta de los juzgados de vía Alemania,  que como todos saben, están instalados en lo que en otros tiempos fuera el prestigioso  colegio La Salle. Como que teníamos tiempo,  y sin duda por hablar de algo, dicha persona me contó que había cursado sus estudios de bachillerato en aquel lugar, lo que a su vez nos llevó a hablar de un famoso profesor de Formación del Espíritu Nacional y de cómo al inicio de la jornada  se izaba la bandera cantando el "Prietas las filas", y como se arriaba al final de la misma con el canto del "Cara al Sol". 

Para quienes no lo sepan, estas canciones eran canciones falangistas, canciones que todas las personas de mi época nos sabemos de memoria, porque era obligatorio cantarlas cada día. "Formación del Espíritu Nacional" intentaba ser una asignatura dedicada a enaltecer los valores de España, por supuesto,  de la España Católica, y naturalmente del Régimen.


Pues bien, la persona con la que hablé, me dio la impresión que era de  izquierdas, aunque no lo expresó, seguramente porque no venía a cuento, pero también me dio la impresión de que era españolista convencido. Yo creo que todos los de mi edad independientemente de nuestras tendencias políticas, y precisamente por aquella educación somos españolistas (por decirlo de alguna manera y evitar la denostada palabra patria, que ahora se omite a toda costa por políticamente incorrecta).


Todo lo que acabo de contar, viene al caso, porque el ser de derechas o de izquierdas, no debería interferir con el amar a nuestro propio país, como ocurre en cualquier otra democracia de Europa. Aquí se cuestiona hasta la bandera, y al que manifiesta amor por una España fuerte y unida, con frecuencia se le llama “facha”.


La cuestión es, que hemos pasado de un sistema educativo en el que se inculcaba el amor a España, a un sistema en que casi se podría decir que se inculca lo contrario, por lo menos en algunos lugares. Parece ser que muchos creen que el manifestar sentimientos nacionales españoles tiene que ver con el régimen del General Franco, mientras que ser nacionalista catalán, vasco, o cualquier otro que lo hay, está dentro de la normalidad.


El problema, es que quienes perdieron la guerra civil, por mucho que pactasen una modélica transición, no han podido liberarse del revanchismo y se han dedicado a destruir todo lo que les olía al régimen anterior, confundiendo valores básicos de convivencia con adoctrinación franquista, ergo si Franco cultivaba el espíritu nacional, había que hacer lo contrario, o sea, desarraigarlo.


España es UNA, y por mucho que esta palabra estuviese en el lema del movimiento franquista, podría estar perfectamente  en un lema constitucional si lo hubiere, porque España ha sido UNA desde que los Reyes Católicos conquistaron Granada  y de esto hace ya más de 500 años.


En las escuelas, ni se izan banderas, ni tampoco se arrían, el concepto de España ha desaparecido del sistema educativo; en resumen, comenzamos a no tener nación, ese concepto que tanto les cuesta definir a algunos  y que es tan sencillo,  como que una nación es una comunidad con un sentimiento nacional, así de facil, si no hay sentimiento, no hay nación.


El espíritu nacional, no es un concepto franquista, es la base de cualquier nación y si bien no tiene porqué ser un asignatura, es un sentimiento que debe cultivarse.  Así lo han visto los catalanes, y otros, que sí se han cuidado de inculcar este sentimiento a los más jóvenes aprovechando el vacío dejado por el Estado, y ahora, mal que nos pese, tienen una nación sin estado dentro de España que irá engrandeciéndose a medida de que se siga con su política de enseñanza.


Qué pena me dan esos que buscan soluciones al nacionalismo catalán a base de conceder más prebendas   - que ya no sé lo que más se puede dar-, no entienden nada, los sentimientos no se compran ni se venden como bien decía Manolo Escobar, si no se recupera el espíritu nacional español, España se convertirá irremediablemente en un conjunto de países al estilo balcánico.


No es broma

sábado, 19 de agosto de 2017

LOS MUSULMANES BUENOS


La libertad religiosa es un derecho constitucional:

“Artículo 16”: Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades…...”
También lo es el derecho a la vida:
“Artículo 15 : Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral…
Como es natural, cuando dos derechos se enfrentan, prevalece el más importante, y en este caso, está clarísimo que prevalece el derecho a la vida, porque la vida es el soporte de todos los demás derechos.

Los poderes públicos deben hacer todo lo necesario para garantizar el derecho a la vida de los ciudadanos, aunque para ello haga falta soslayar el derecho a la libertad religiosa de los musulmanes.


Está claro que no todos los musulmanes son yihadistas ni terroristas, pero está todavía más claro que un gran número de musulmanes, si lo son, otros no son terroristas ni yihadistas pero  entre ellos
lo ven bien, y sin manifestarlo, sienten intima satisfacción cuando los “suyos “matan a “infieles”. Otros son gente normal que lo desaprueba pero no hacen nada porque nada tienen que ganar haciendo algo.

Y si bien es verdad que muchos musulmanes son inocentes, no podemos pretender que el Islam en su conjunto sea una comunidad amiga y civilizada, que comparte nuestros valores. No hasta que quienes predican la bondad del Islam se separen de los violentos de forma clara y pública e incluso militante.

No es suficiente que unos cuantos aparezcan en alguna manifestación con un folio donde pone que el Islam es amor.


 Los musulmanes civilizados y honrados no pueden inhibirse, porque comparten religión, y la religión es un factor unificador  entre las personas, por lo tanto, a ellos corresponde trazar la línea y enfrentarse públicamente a los violentos y mostrar al resto de su comunidad, especialmente a los más jóvenes,  que no están conformes, que el Islam es otra cosa, y que por matar, no van a ir al cielo. 

Hasta que eso no suceda, nadie tiene que salir defendiendo la dudosa y discriminante manifestación religiosa consistente en que las mujeres vayan vestidas, como en el siglo X, con vestimentas hasta los pies cabeza tapada, nada de comprensión a culturas contrarias a nuestros principios constitucionales.

Nada de simpatías, nada de comidas especiales en las escuelas, nada de renunciar a fiestas escolares porque los musulmanes no se sientan bien, nada de nada. Y no me refiero a discriminar; que tengan los derechos de todos, pero ni uno más, y si no pueden comer cerdo, que vayan a comer a su casa, o que se traigan la comida en una fiambrera.

No se puede luchar una batalla de forma menos sanguinaria, pero hay que comenzar por algo, hay que conocer quien está contra nosotros y quién no; o se está con nosotros o contra nosotros. Decisión nada difícil cuando tan solo se trata de proteger la vida

En las guerras siempre hay daños colaterales, cuando los aliados bombardeaban la ciudades alemanas, mataban tanto a nazis como a no nazis e incluso a los enemigos de los propios nazis. Nadie se ha quejado nunca porque era una guerra, incluso se dieron medallas por ello.

La cuestión es que estamos en guerra; lo que pasa es que solo una de las partes la ha declarado. Ahora solo falta saber quién es el enemigo, y quienes están con nosotros, deben cooperar para que lo sepamos.

No es broma