domingo, 4 de diciembre de 2011

 FRANCO, LARGO CABALLERO, EL PSOE, LA GUERRA CIVIL  ZAPATERO...Y LOS DEMAS MUERTOS

Se ha venido debatiendo durante toda la semana la oportunidad de trasladar al General Franco desde su tumba en el VALLE DE LOS CAIDOS donde se encuentra enterrado desde Noviembre de 1975, hace ya 36 años.

Pienso que la figura de Franco pertenece ya a la historia, representaba a quienes combatieron en la Guerra Civil junto a él, o sea a la mitad de los españoles de aquella época, frente a la otra mitad, todos ellos, personas que al día de hoy, tendrían o tienen mas de 90 años. Obviamente, no quedan muchos, pero si sus descendientes, personas que en 1978, al ratificar la Constitución avalaron los pactos que sus nuevos representantes alcanzaron, mediante la promesa del olvido, para crear la España democrática que tenemos al día de hoy.

Una persona que llegó al Poder, con la promesa de acabar con la supuesta crispación que provocaba el PP, predicando una nueva doctrina, la del “talante”, hizo bueno el refrán de “dime de que presumes…” y se ha dedicado a intentar restablecer el clima político de 1936, no lo ha conseguido porque las circunstancias no son las mismas: no hay la pobreza de aquellos tiempos, ni la incultura, ni existe ya el modelo salvador de las clases trabajadoras representadas por el comunismo, modelo que ya solo persiste en algunos países bajo la forma de dictadura, no se sabe si del proletariado o de que, pero de donde cuesta salir.

El amigo Zapatero, ha perdido las elecciones, se marcha con la España de los dos bandos, de nuevo, en vigor, aunque ahora en plan civilizado, con Cataluña y el País Vasco pidiendo la independencia desde las instituciones y nos deja de propina la papeleta del Generalísimo sobre la mesa, todo un record.

La Guerra Civil, fue una aberración, se habla de fusilamientos por parte de los llamados “nacionales”, sin duda ciertos, pero de todos es conocido el comportamiento de los llamados partidos de izquierda, sin que quepa lugar a duda alguna, basta leer el propio órgano del PSOE, El Socialista para constatar las incitaciones a la guerra civil, y a la eliminación física de la oposición de derechas por parte del líder del PSOE, Largo Caballero, solo por el hecho de haber perdido unas elecciones, negándose a reconocer la decisión de las urnas e intentando un golpe de estado que solo funcionó temporalmente en Asturias. Las "checas" donde se asesinaba y torturaba a la gente por delitos tan grandes como ser seminarista, o simplemente por ir a misa. Los fusilamientos masivos en Paracuellos y otros lugares de gentes que estaban en las cárceles en beneficio de la revolución, por ser de derechas..

En definitiva, de los dos bandos de la época, cabe decir como Jesucristo, que "el que esté libre de pecado tire la primera piedra", cabe callar y sobre todo olvidar, como dice la sabiduría popular, "el muerto al hoyo y el vivo al bollo".

Hay que decir, que ya no quedan partidos de los que representaban a los llamados "nacionales", quedan sin embargo los partidos que representaban a los "rojos" y especialmente el PSOE, partido que si bién ya nada tiene que ver con aquel que predicaba la dictadura del proletariado y reivindicaba a Stalin, no duda ahora en proclamarse representante de una legitimidad democrática republicana contra la que, en realidad,  luchó y de unos hechos de los que presume por aquello de los cien años de honradez.

Haría bien este partido, después de su batacazo electoral, aunque haya sido en gran parte debido a la crisis que padecemos, y aprovechando las llamadas de muchos de sus militantes a la refundación, haría bien, decía, en aclarar su identidad y si verdaderamente es un nuevo partido democrático, de lo que yo no tengo duda a pesar de sus digitaciones internas, debería renunciar a sus siglas de la misma forma que ya renunció al marxismo. Solo así y después de quitar el nombre de Largo Caballero de la fundación que el llamado “Stalin español” denomina, y los nombres de otros de idéntica catadura, del callejero, podrá exigir el cambio de escenario del general, o de Fernando VII de El Escorial.

No es broma

5 comentarios:

jc navarro dijo...

Con todo el cariño, creo que te equivas. Aquí nadie cuestiona el hecho desgarrador y trágico de una guerra, y más aún cuando es entre los mismos nacionales de un Estado, como ocrrió en el ´36. Aquí se piden explicacines, se pide justicia, se pide rehabilitación de nombres..., SE PIDE MEMORIA por todas y todos que yacen en cunetas, tapias de cementerios, barrancos y demás fosas comunes de todo el territorio nacional. Y lo que se pide tiene fecha, del 1 de abril de 1939 al 20 de enero de 1975.
También lo que se pide tiene nombre y no se llama Guerra Civil Española, sino que se llama LA REPRESION FRANQUISTA.
Para todos aquellos desmemoriados o de memoria selectiva de este país, que cierto día de estos os acuesen de un delito, sin haberlo cometido. Que un error judicial os mantenga en prisión durante 10 o más años de vuestra vida, que allí,no sólo se padezca por el sufrimiento de perder la libertad injustamente, truncando todos vuestros sueños, esperanzas y alegrías que ya no podeís compartir con los vuestros. Que se padezca sufrimiento físico y psicológico al intentar sobrevivir al día a día en la carcel. Cuando, tras mucho insistir por tí y por tu familia, alguien revisa el caso, se dan cuenta del error, te ponen en libertad y dándote una palmadita en la espada te dicen: Bueno, esto ya forma parte del pasado, no hay que dar más vueltas. Ahora EL MUERTO AL HOYO Y EL VIVO AL BOLLO.
Quien pretende olvidar es por que
tiene algo que ocultar.
¡De ninguna manera se puede olvidar! Se lo debemos a todos y a todas que en una madrugá cerrando los ojos y apretando los puños se preguntaron: ¿Por qué a mí? ¿Qué es lo que he hecho para que me quiten la vida?
La memoria no supone la confrontanción, sólo aquellos que no quieren que se sepa el número de represalidados por el régimen fascista de Franco se acojen a la teoria peregria de la "confrontación de los bandos". La memoria supone un acto de decencia que un Estado democrático, social y de derecho les debe a aquellos que fueron privados de él.

Un saludo.

Tofol dijo...

Hola JC. Me dejas atónito, no se si has leído bien mi artículo, o si te has limitado a hacer una lectura vertical del mismo. Todo lo que dices, nada tiene que ver con lo que yo he escrito. Que Franco mandara fusilar gente, lo sabe todo el mundo, que hubo represión, también, pero tampoco son ningún secreto las barbaridades que se cometieron en el otro bando, y estas barbaridades se cometieron en un periodo de nuestra historia en el que ya había medios de comunicación y son por lo tanto, fácilmente comprobables en las hemerotecas.

Según tu, solo se trata de una cuestión de fechas: lo que ocurrió antes de Abril de 1939, si se puede olvidar, lo que ocurrió después ya es inolvidable represión franquista, como si los muertos tuviesen fecha de caducidad.

Pues bien, aunque fuera así, nunca he pretendido entrar en eso, para mí, la vida humana es algo sagrado y la privación de la misma en base a cualquier interés, ya sea político, económico, o cualquier otro, incluyendo por supuesto, la pena de muerte, constituye un acto de degradación de la propia humanidad. Es por ello que me parece lamentable, que un partido como el PSOE al que se le atribuyen fehacientemente miles de muertes en las llamadas checas y un golpe de Estado en 1934, tenga el cinismo de venir ahora a dar lecciones de democracia y de derechos humanos.

A mi me parecería bien que se trasladase a Franco, pero ello debe llevar aparejado el cambio de nombre de la Fundación Largo Caballero, y la supresión del callejero de una serie de nombres de funestos personajes que hicieron política con la muerte, por muy revolucionarios que fueran los tiempos. ¿No me hablas de memoria selectiva?, es precisamente de lo que va mi artículo.

El PSOE, ha adquirido su legitimidad a base de desmarcarse de estas brutalidades, deshaciéndose de sus antiguos dirigentes en Suresnes y renunciando al marxismo ya en el Poder, todo ello por mediación de Felipe González al que se le podrán achacar muchas cosas pero nunca la falta de coherencia. El sistema elegido para que todos pudiésemos convivir en paz, ha sido el del olvido, ahora bien, si nuestra sociedad quiere que se abran las ventanas para que entre el aire fresco, habrá que abrirlas todas, digo yo, y si el PSOE, quiere ser el protagonista de esta apertura, que rompa definitivamente con el pasado, que se refunde, como se estila decir ahora.

Dicho sea también desde el cariño

Saludos

jc navarro dijo...

Cuando te refieres al PSOE, ¿realmente a qué cargos o personas en concreto te refieres? Puesto que, el PSOE como tal es una entelequia, son las personas que lo constituyen, las que con sus actos le dan forma y realidad. ¿Sólo a Largo Caballero?
Si asociamos siglas a muertos, te recuerdo que el PP es el heredero de la derecha de este país y las deudas también se heredan.
No trato de olvidar ningún muerto, ni antes ni después.
Cinceramente y hablando claro, sobre este tema hay mucho miedo, no sólo a saber el número de represalidados, sino que cuando se identifique los mismos se sabrá que la inmensa mayoría de ellos y ellas nada tenían que ver con cuestinones políticas, esta era la escusa par matarlos. Hubo envidias, venganzas, codicia por apropiarse de bienes ajenos, etc.
Y todo ello ante la complacencia de un tirano, cuya familia vive felizmente instalada en nuestro país con las rentas de su abuelo el dictador.
A esta clase de ignominia es a la que me refiero para que no se olvide y restituir el buen nombre de quienes tuvieron la descracia de ver luz en ese momento oscuro de nuestra historia reciente.
Un saludo, pero sin tanto cariño que luego la gente habla mucho.

Tòfol dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tòfol dijo...

Aquí te equivocas porque precisamente nada o casi nada tienen que ver las personas con el tema que estamos ventilando, Franco está muerto, luego se trata de una cuestion simbólica, Largo Caballero igualmente esta muerto, aquí la cosa va de simbolos y las siglas del PSOE simbolizan algo que debería estar tan enterrado como Franco o Largo Caballero, ya hemos dejado a salvo quienes actualmente militan en dicho partido por cuanto nada tienen que ver en lo que ocurrió entonces, de la misma forma que nada tienen que ver los del PP con Franco y mucho menos ahora en que la verdadera entelequia son los terminos "derecha", "izquierda" pues ya no hay proletarios esperando ser contratados en la plaza del pueblo.
¿Crees tu que los militantes del PSOE son obreros que trabajan para los militantes del PP?, los partidos son un negocio, grupos de profesionales que hacen de la política un medio de vida, gentes que vienen a servirse de la política sin otra ideologia que el Poder al precio que sea, caiga quien caiga, aunque sea la propia España. Pero bueno así funcionan las cosas por estos pagos europeos y habrá que aguantarse, de momento.
Lo malo es cuando algun ingenuo o algun superlisto intenta desenterrar lo enterrado y habla en su provecho, de los 100 años de honradez del PSOE, cuando si alguna honradez hay habría que empezar a buscarla a partir de Suresnes, porque de lo contrario está implicando a militantes honrados en todas las barbaridades cometidas por el Frente Popular, por supuesto antes de la fecha mágica de 1939, cuando las barbaridades las cometieron los otros.
Todo ello por no referirme al último meeting electoral cuando Zapatero se despidió proclamando a los cuatro vientos que el era un socialista "... como Largo Caballero o Felipe Gónzalez..", supongo que a este último no le hizo demasiada gracia que lo incluyeran en el lote.
Dejémonos pues de desenterramientos e integremonos al proyecto que votamos en 1978: una nueva España sin bandos, no sirvamos a los intereses de quienes intentan reavivar viejos sentimientos para conseguir mezquinos objetivos de partido
Bueno pues con menos cariño, pero cordialmente