sábado, 1 de agosto de 2015

TIRAR EL DINERO

Van a aumentar el sueldo a los funcionarios, dicen que han sufrido mucho durante la crisis, cuatro o cinco años sin subirles el sueldo, les quitaron los moscosos, y los canosos y les suprimieron algunas pagas extra que ahora les van a devolver a plazos.

Les van a compensar el sufrimiento con una subida de salario del 1%, y por supuesto con la devolución de los privilegios perdidos.

Ya se que parece broma, pero ahora resulta que quienes han padecido la crisis, los que han hecho el esfuerzo para que España se recuperase, son los funcionarios, y Rajoy no lo va a olvidar, o sea, que el primer dinero de la recuperación económica será para ellos.

Hay en España unos 2.800.000 empleados públicos a los cuales se les congeló el sueldo durante varios años debido a la crisis económica, de ellos, aproximadamente un 10% cobra entre 1000 y 1200 €, y un 58% cobra mas de 2000, y de los que están arriba, no tengo datos, pero seguramente ganan bastante mas.

Tienen un régimen de trabajo sin control alguno, no fichan a la entrada ni a la salida,
y por ello, pueden salir a hacer la compra en horas de trabajo, nadie les cuestiona lo que producen, si un día, o dos, no vas, no pasa nada, y es prácticamente imposible despedirlos, tienen  moscosos y canosos,  (días libres extra para sus cosillas). Un enorme porcentaje de quienes estudian en las universidades solo aspira a entrar en la función pública, normal.

En el sector privado, entre los afortunados que no han perdido su empleo en esos años, y tienen un trabajo a tiempo completo, un 36% gana menos de 1200 € y solo el 23% gana mas de 2000€. En cuanto no rinden lo que se espera de ellos, los despiden, se les controla durante la jornada, si no trabajas no cobras, y encima el Estado se preocupa de que los empresarios  contraten lo menos posible mediante un impuesto del 40%
sobre sus nóminas
a las empresas, para la SS.

Hay que preocuparse de los pobres funcionarios que tanto han sufrido, trabajando sin moscosos ni canosos y con el sueldo congelado durante 5 años. Claro que en el sector privado, los sueldos no se los han congelado, sino que se los han bajado.

El tema es que los 2.800.000 trabajadores del Estado, manejan con sus familias, unos 8.500.000 votos. Y por ello esa preocupación súbita del Gobierno por compensar a los funcionarios por sus “sacrificios”, para que vean que si ganan seguiran preocupándose por ellos, esa es nuestra línea, en cuanto haya dinero, vosotros sois los primeros.

Las democracias tienen esas sinvergüencerías. Aquí lo primero es el voto, la Nación viene después, los gobernantes solo son hombres de Estado cuando abandonan la política, cuando están en activo, son hombres de partido: “apparatchicks”. No hay que preocuparse, podemos votar a quien queramos, hoy lo hace el PP, y mañana lo hará el PSOE o cualquier otro en el poder, es la democracia, manda el voto.

Dinero tirado, porque un aumento salarial del 1% significa entre 10 y 25€ más al mes en la nómina, o sea, una horquilla que va desde dos cervezas con pincho de tortilla a dos cervezas con ración de pulpo.

Sin embargo, la suma de esas cervezas extra, va a costar unos 1200 millones de Euros, al Estado. Con ese dinero se podría, por ejemplo, ofrecer a las empresas una subvención del 100% de la seguridad social a quien contrate desempleados de larga duración, con lo que se podrían crear unos 250.000 empleos.

O medias jornadas de trabajos para la comunidad, en los ayuntamientos, a 500€ al mes, para los que no tienen ingresos. Unos empleos parciales, que aliviarían a unas 200.000 personas, con algo de trabajo diario,  nada de subsidios sin hacer nada, que eso rebaja a la gente y esta demostrado que no funciona.

Claro, pero eso no va a dar votos a corto plazo y faltan unos pocos meses para las elecciones.

Tirar el dinero, para que los funcionarios se tomen unas cervezas cada mes, es reírse de quienes verdaderamente han sufrido esos años de crisis, devolver los moscosos, parece incluso recochineo.

No es broma

6 comentarios:

csc dijo...

Es lo que hay, son casta parasitaria, como los curas antaño.... que haya semejante montón de empleados públicos es lo que realmente nos lastra, no porque trabajen más o menos sino por la burocracia que llevan con ellos que hace que todo vaya muy despacio y que existan innumerables procedimientos por los que cobrarte una tasa o ponerte una multa.

jc navarro dijo...

Coincido con el artículo, creo que el sector público es poco productivo. Se podría conseguir más con menos personal si se optimizaran eficientemente los recursos.
No obstante, ahora el Gobierno del Sr. Rajoy debería de instar a la patronal a que negociara con los trabajadores una revisión salarial por encima del 1%, ya que se trata de un Gobierno de todos y para todos los españoles. No está bien que para el colectivo funcionarial, que depende del Gobierno, se produzca un aumento del salario en el 1%, pese a su baja productividad, y para el resto de trabajadores (españoles del sector privado) se diga, desde ese mismo Gobierno, que para una evolución favorable de la economía lo mejor es la contención salarial.
Aunque no me extraña en demasía de este Gobierno de doble cara. ¡Para unos sí para otros no!

Diego ruiz martinez dijo...

Qué odio irracional y cuánta caricaturazion burda hacéis de los funcionarios, parece que somos los culpables de la crisis.

Yo admiro a los autónomos, que evidentemente son los mayores sufridores de la crisis, pero es vergonzoso que no respete el autor (con quien coincido plenamente en otros puntos) el trabajo de muchos funcionarios que sí, trabajamos y servimos con profesionalidad y rigor al ciudadano.



Es vd muy sectario y profundamente injusto cuando habla de todo un colectivo de modo tan despectivo, demonizador e insultante sr Valladolid, y no hay derecho.

Yo soy funcionario grupo A, por oposición ( principios de mérito y capacidad, como establece y exige la Constitución, y como si lo fuera de grupo d), hice un gran esfuerzo por conseguir mi trabajo y ejerzo mis funciones con rigor, dedicación, motivación y profesionalidad, y estoy Orgulloso fíjese, porque quiero aportar mi saber y mi ilusión a la administración y a los ciudadanos que la sostenemos(nosotros tb pagamos muchos impuestos, aunque cobremos del presupuesto, ).

Y como yo muchísimos funcionarios. La mayoría.

Y no son 3millones, ni de lejos; ahí meten , con total arbitrariedad y mala intención, a muchos que son , ÉSOS SÍ, sólo enchufados y paniaguados colocados a dedo en los miles de empresas públicas, agencias fundaciones y entes similares dependientes de todas las administraciones( ayuntamientos sobre todo, pero tb comunidades).

Critique usted a los ENCHUFADOS Y AMIGUETES Y SIMILARES COLOCADOS A DEDO POR LOS PARTIDOS POLÍTICOS, si se eliminara gran parte de todo ese sector público empresarial sobredimensionado y mastodóntico la administración sería mucho más eficaz y profesional.

Todo el que se toque los huevos,A LA PUTA CALLE, por supuesto, en eso estamos de acuerdo, como no puede ser de otro modo. Sean enchufados que jamás debieron por tanto ingresar, o de oposición, pero es que la Inmensa mayoría de esos holgazanes impresentables NO SON FUNCIONARIOS DE OPOSICIÓN sr autor del penoso artículo, se ponga como se ponga, sino apesebrados ahí puestos por los partidos.

Es MISERABLE E INDIGNANTE que machaquen de ese modo a tantos trabajadores honestos de la función pública.en países como Francia o Alemania se ha respetado al funcionariado.

Es una vil mentira decir que somos unos privilegiados, , nadie nos ha regalado nada, hemos accedido a un puesto tras superar UN DURO PROCESO SELECTIVO, no ha venido nadie a nombrarnos a dedo.

No digo que sea su caso ni el de los dos que comentan, pero no negará que en este país hay mucha envidia, y que parte importante de ésas infundadas invectivas son fruto de eso, de la pura envidia de muchos mediocres.

Le leía con interés hasta ahora, por sus brillantes columnas en periodista digital, pero a partir de hoy lo haré con menos consideración a la vista de su brutal demonizacion al funcionariado.

Y concluyo diciendo que, por fortuna (y porque son más justos, respetuosos con el trabajo ajeno) sigue habiendo mucha gente, autónomos entre ellos, que respetan nuestro trabajo y no sueltan las burradas indignantes que vd profiere.

Diego ruiz martinez dijo...

Qué odio irracional y cuánta caricaturazion burda hacéis de los funcionarios, parece que somos los culpables de la crisis.

Yo admiro a los autónomos, que evidentemente son los mayores sufridores de la crisis, pero es vergonzoso que no respete el autor (con quien coincido plenamente en otros puntos) el trabajo de muchos funcionarios que sí, trabajamos y servimos con profesionalidad y rigor al ciudadano.



Es vd muy sectario y profundamente injusto cuando habla de todo un colectivo de modo tan despectivo, demonizador e insultante sr Valladolid, y no hay derecho.

Yo soy funcionario grupo A, por oposición ( principios de mérito y capacidad, como establece y exige la Constitución, y como si lo fuera de grupo d), hice un gran esfuerzo por conseguir mi trabajo y ejerzo mis funciones con rigor, dedicación, motivación y profesionalidad, y estoy Orgulloso fíjese, porque quiero aportar mi saber y mi ilusión a la administración y a los ciudadanos que la sostenemos(nosotros tb pagamos muchos impuestos, aunque cobremos del presupuesto, ).

Y como yo muchísimos funcionarios. La mayoría.

Y no son 3millones, ni de lejos; ahí meten , con total arbitrariedad y mala intención, a muchos que son , ÉSOS SÍ, sólo enchufados y paniaguados colocados a dedo en los miles de empresas públicas, agencias fundaciones y entes similares dependientes de todas las administraciones( ayuntamientos sobre todo, pero tb comunidades).

Critique usted a los ENCHUFADOS Y AMIGUETES Y SIMILARES COLOCADOS A DEDO POR LOS PARTIDOS POLÍTICOS, si se eliminara gran parte de todo ese sector público empresarial sobredimensionado y mastodóntico la administración sería mucho más eficaz y profesional.

Todo el que se toque los huevos,A LA PUTA CALLE, por supuesto, en eso estamos de acuerdo, como no puede ser de otro modo. Sean enchufados que jamás debieron por tanto ingresar, o de oposición, pero es que la Inmensa mayoría de esos holgazanes impresentables NO SON FUNCIONARIOS DE OPOSICIÓN sr autor del penoso artículo, se ponga como se ponga, sino apesebrados ahí puestos por los partidos.

Es MISERABLE E INDIGNANTE que machaquen de ese modo a tantos trabajadores honestos de la función pública.en países como Francia o Alemania se ha respetado al funcionariado.

Es una vil mentira decir que somos unos privilegiados, , nadie nos ha regalado nada, hemos accedido a un puesto tras superar UN DURO PROCESO SELECTIVO, no ha venido nadie a nombrarnos a dedo.

No digo que sea su caso ni el de los dos que comentan, pero no negará que en este país hay mucha envidia, y que parte importante de ésas infundadas invectivas son fruto de eso, de la pura envidia de muchos mediocres.

Le leía con interés hasta ahora, por sus brillantes columnas en periodista digital, pero a partir de hoy lo haré con menos consideración a la vista de su brutal demonizacion al funcionariado.

Y concluyo diciendo que, por fortuna (y porque son más justos, respetuosos con el trabajo ajeno) sigue habiendo mucha gente, autónomos entre ellos, que respetan nuestro trabajo y no sueltan las burradas indignantes que vd profiere.

Tòfol dijo...

Si permite D. Diego, le diré que le contesto a pesar de que en su comentario, no me dice que cosas de las que digo son inciertas, y está escrito con las vísceras y no con la razón. Pero por el tono moderado de su comentario, salvo algunos adjetivos, no me cabe duda de que es vd. un funcionario honesto al igual que muchísimos otros, pero sobretodo razonable.
Quienes como yo frecuentan las administraciones públicas, por trabajo, sabemos que la función pública tiene mucho que desear.
Se sobre entiende que mis críticas, se refieren a la generalidad, no a las honrosas excepciones, que por supuesto las hay, y si como vd. mismo admite, la Administración está llena de enchufados y paniaguados digitalizados que no dan golpe, pues me está dando la razón.
Lo que pasa, es que esta situación de enchufados y paniaguados, se mantiene precisamente, porque vds., los que se consideran honestos y cumplidores, se callan cuando ellas se producen frente a sus narices, y les salpican. Si se preocupasen vds., o sus sindicatos, de denunciar esos abusos puntualmente, en lugar de esporádicamente, no solo se acabaría con ello, sino que su cuerpo adquiriría prestigio.
También deberían vds. luchar contra los propios funcionarios y funcionarias, que por ejemplo, van a hacer la compra durante el trabajo, por mencionar algo que yo he visto en bastantes ocasiones, o contra la mesas de atención al público que están vacías, con una chaqueta colgando en el respaldo, y contra la gente que termina, a las 14:00, cuando no se van a las 13:00, y que por supuesto no han llegado a las 06:00, para que salgan las 8 horas de jornada laboral.
Le diré, que yo no he hablado en mi artículo de 2.800.000 funcionarios, sino de empleados públicos, en general, que no es lo mismo, aunque los funcionarios formen parte de ellos.
También le diré, que aunque haya vd. ganado su puesto en una oposición, no deja por ello de ser privilegiado, puesto que goza casi de inmunidad contra el despido, a no ser que haga vd. una trastada muy gorda infringiendo directamente la Ley. Otros hacen esfuerzos parecidos para conseguir un buen empleo y sin embargo, en cuanto no rinden, los ponen en la calle.
Es también privilegio lo de los moscosos y los canosos, especialmente para la mayoría que tiene la tarde libre, ¿tienen acaso los trabajadores del sector privado, días libres pagados, para asuntos propios?, ¿y los cuatro meses de vacaciones que tienen los docentes?, ¿no son un privilegio?, especialmente cuando se están quejando de hacer 27 horas semanales, el resto del año, por culpa de los “recortes”, ya que antes hacían 20.
Y muchas mas cosas que no voy a mencionar porque pertenecen al mundo de la picaresca legal, como por ejemplo las funcionarias que han tenido un hijo, tomarse 20 días de vacaciones por la lactancia (15 minutos cada tres horas, creo), como si eso pudiese hacerse de golpe.
¿Es mentira algo de lo que he dicho?, creo que no, pero el fondo del artículo se refiere a que una subida del 1% a los funcionarios, es tirar el dinero, puesto que no se va a notar, y lo que es peor, ¿Porqué esa atención preferente a los funcionarios, por una supuesta mejora de la economía?, ¿verdaderamente cree vd. que los empleados públicos, son el colectivo que ha padecido la crisis con mayor intensidad?, ¿a los que primero hay que atender?.
Por supuesto que no, pero como ya dije, son millones de votos que hay que cuidar.
Saludos, perdone el retraso en contestar, pero ya había escrito un artículo posterior, no me di cuenta de sus comentarios.
Queda invitado a comentar cuando quiera.

Anónimo dijo...

Pues hombre. Resulta que un alto porcentaje de funcionarios son titulados universitarios y algunos con formación postgrado además. Resulta un poco patético el artículo ya que considera a unos profesionales con conocimientos académicos sobrados como vulgar chusma parasitaria, triste que piense Ud. así de sus paisanos licenciados, doctores o másteres en alguna cosa. Sr. mío a ver si yo también voy a empezar a despotricar de Ud. de los que como Ud. se limitan a soltar improperios gratuitos y facilones sin contrastar nada de nada, tan sólo tomando en cuenta las informaciones, que como la suya, son interesadas y que denotan una gran comezón interna (lo mismo digo de los voceros que le han aclamado en sus comentarios)Ande, hágaselo mirar